Para 2020 será obligatorio registrar las operaciones con Bitcoins

El Parlamento Europeo esta por aprobar la reforma de la Directiva de prevención de la utilización del sistema financiero para la financiación del terrorismo o el blanqueo de capitales.

0

El Parlamento Europeo esta por aprobar la reforma de la Directiva de prevención de la utilización del sistema financiero para la financiación del terrorismo o el blanqueo de capitales, misma que tendrá que ser ratificada por el Consejo de Ministros de los Veintiocho. Lo importante de esta reforma es que en ella se incluirán a los proveedores de servicios con criptomonedas como el Bitcoin.

La nueva reforma también tendrá afectación sobre los proveedores de servicios de custodia de monederos electrónicos en cuanto a su obligación de registrar todas las operaciones realizadas con Bitcoins, además que también deberán reportar todas aquellas transacciones de carácter sospechosas, del mismo modo que ya lo hacen las entidades bancarias.Para 2020 será obligatorio registrar las operaciones con Bitcoins

Tanto los proveedores como las plataformas que operan con criptomonedas, estarán obligadas a registrarse, de la misma manera que lo hacen las empresas de cambio de divisas, así como las oficinas de cobro de cheques y los proveedores de servicios fiduciarios o incluso los empresariales.

Si se trata de tarjetas de prepago, entonces el importar desde el cual los titulares se verán obligados a estar identificados se reduce desde los 250€ hasta los 150€. El Parlamento Europeo considera que la supervisión dará un enfoque equilibrado orientado a salvaguardar los avances tecnológicos, así como el alto nivel de transparencia conseguido en el segmento de financiación alternativa y el emprendimiento social.

La norma considera a las criptomonedas como la representación digital de valor no emitida ni garantizada por las entidades bancarias, así como por ninguna autoridad de carácter público, que no necesariamente esta vinculada a una moneda establecida de forma legal, que no cuenta con el estatuto jurídico de dinero o de moneda, pero que es aceptada por personas jurídicas o físicas como un medio de cambio y que además pueden transferirse, almacenarse, así como negociarse a través de medios electrónicos.

Por otra parte, al proveedor de custodia de monederos electrónicos se le define como quien presta los servicios de salvaguardia de las claves criptográficas privadas en nombre de sus clientes, para la tenencia, el almacenamiento y la transferencia de las monedas virtuales.

En la nueva norma también se reconoce que el anonimato de las criptomonedas posibilita su uso para fines delictivos. Pero el hecho es que la inclusión de los proveedores de servicios de intercambio de criptomonedas por monedas fiduciarias y de los proveedores de servicios para a custodia de los monederos virtuales, no resuelve el tema del anonimato vinculado a las transacciones con criptomonedas.

Esto es porque se mantiene el anonimato en la mayoría del entorno de la criptomoneda debido a que los usuarios tienen la oportunidad de realizar transacciones al margen de esos proveedores de servicios. Es por esta razón que se esta regulando para combatir los riesgos que supone el anonimato y en consecuencia las unidades de inteligencia financiera tendrán que obtener informes que les dan los datos para asociar las direcciones de las criptomonedas a la identidad de los usuarios.

No solo eso, tendrán que analizar más a fondo la posibilidad de que los usuarios realicen de forma voluntaria, una auto declaración a las autoridades correspondientes. No solo eso, aunque las criptomonedas puedan usarse frecuentemente como método de pago, también pueden usarse para otros fines como medios de cambio, productos de reserva de valor, inversiones, etc.

La intención es poder abarcar todos los potenciales usos de las criptomonedas y ante las operaciones en las que países que se consideran como de alto riesgo para el blanqueo de capitales intervengan, los Estados miembros podrán exigir que se apliquen medidas reforzadas de diligencia en relación al cliente con el objetivo de garantizar y reducir los riesgos.

Cada uno de los estados miembros deberá determinar el tipo de medidas reforzadas de diligencia que se deberán aplicar con respecto a los terceros países de alto riesgo.

Para 2020 será obligatorio registrar las operaciones con Bitcoins
Valora este artículo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.