¿Es el Bitcoin una burbuja?

Hay que entender que una burbuja financiera o especulativa, ocurre cuando el precio de un activo se incrementa tanto al punto que supera el valor presente de sus flujos de caja futuros.

0

Desde hace algún tiempo muchos analistas del mercado de las criptomonedas han expresado su opinión respecto a que el Bitcoin no es más que una burbuja financiera y la mayoría advierte que se trata de un esquema especulativo. Conviene entonces averiguar si todo esto es cierto comenzando por saber qué es en realidad una burbuja especulativa.

La burbuja especulativa

Hay que entender que una burbuja financiera o especulativa, ocurre cuando el precio de un activo se incrementa tanto al punto que supera el valor presente de sus flujos de caja futuros. Es algo que puede suceder por ejemplo con un activo inmobiliario,un commodity o una acción de alguna empresa que este cotizando en bolsa y en donde el precio actual de ese activo sea mayor por un amplio rango al valor actual de sus rendimientos a futuro.

Bitcoin una burbuja

Por lo tanto se entienda que cuando hablamos de una burbuja especulativa, nos referimos a que el precio de un activo se incrementa muy por encima de su precio natural, por lo que se le considera como sobrevalorado. Esto significa que solo es una cuestión de tiempo para que la burbuja termine por explotar y en consecuencia que su precio caiga estrepitosamente, causando con ello grandes perdidas a los tenedores de ese activo.

Ahora bien, lo interesante es que no todos los activos se rigen bajo este mismo análisis, como es el caso de los activos monetarios. En otras palabras, hablamos de los activos que son usados básicamente como dinero o medio de intercambio, incluyendo el oro y las divisas y también el Bitcoin, que es de hecho un activo que se utiliza en la actualidad como un medio de intercambio por muchas personas.

Se sabe que los activos monetarios no cuentan con flujos de caja futuros, por lo que no se pueden analizar de la misma manera que se hace con los otros activos, por lo cual no es correcto decir que se encuentran en una fase de burbuja especulativa. Esto sucede cuando un activo esta siendo sobre demandado en el presente con relación al valor de las rentas a futuro que podría aportar dicho activo.

Pero igualmente no debemos olvidar que el uso de los activos monetarios es que sean demandados como medio de intercambio, lo que significa que una mayor adopción de un activo monetario como en el caso del Bitcoin, estaría vinculada de forma intrinseca con el uso utilización fundamentalmente como dinero, lo cual conduciría a un incremento en su valor presente a medida que los inversores lo demandan en gran cantidad.

No se puede decir entonces que existe una sobre demanda o una burbuja especulativa en un activo monetario cuando su valor fundamentalmente esta en función de que las personas lo demanden. Por supuesto esto no significa que el Bitcoin no este sujeto a especulación y que no pueda experimentar variaciones en su precio.

Lo cierto es que no se debe pensar que toda especulación es inevitablemente dañina, incluso es posible que quienes especulan tengan algo de razón. Hay que decir que muchas personas desde hace algún tiempo han ido incorporando esta moneda digital a sus carteras como una forma de inversión, ya sea que esto lo hagan como especulación o sencillamente porque están convencidos del potencial que tiene la tecnología.

En cualquier caso, estos inversores consideran que en el futuro la adopción del Bitcoin como medio de intercambio continuara con su avance, al tiempo que los especuladores también podrían estar anticipando una fuerte demanda del Bitcoin, lo cual se vería reflejado en un incremento en su valor, sin que esto tenga nada que ver con que se trate de una burbuja financiera.

Quienes atacan al Bitcoin, frecuentemente utilizan el componente especulativo considerando que al final los inversionistas demandan un activo monetario frente a otro, debido que tiene determinadas expectativas respecto a su precio futuro. Bajo esta premisa todo el dinero tiene un componente especulativo. La pregunta que surge entonces es ¿Por qué cada vez más personas están comprando Bitcoins? En muchos casos se considera que esta es una respuesta natural de los inversores que buscan una alternativa más eficiente al sistema monetario global, en el cual ya se han presentado muchas burbujas y que básicamente dependen completamente del poder de las naciones.

Esto último hace referencia a la teoría de los ciclos económicos donde el control de las variables principales en el mercado monetario, incluyendo la cantidad de dinero en circulación, las tasas de interés, etc, por parte de los países y los bancos centrales, termina por generar distorsiones en la estructura del mercado. Principalmente el control de las tasas de interés resulta muy importante ya que cuando se colocan a un nivel muy bajo, pueden conducir a que se lleven a cabo inversiones que únicamente son rentables a dicha tasa de interés a la baja, con lo cual se crea un exceso de inversión en determinados sectores de la economía, que al final termina con una corrección de las tasas de interés, así como el quiebre de dichas inversiones que no son rentables a la nueva tasa de interés, como consecuencia se presenta el estallido de la burbuja.

La crisis económica de 2008 que se presentó ante la desconfianza generalizada en el sistema bancario, es precisamente el momento en el que Satoshi Nakamoto presenta su libro Blanco del Bitcoin. La desconfianza en el sistema bancario y financiero realmente esta justificada ya que durante la última década, las tasas de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos, se han establecido muy cerca del 0%, por lo que es posible decir que el Bitcoin es básicamente una respuesta a todas esas burbujas financieras que se han presentado en la economía.

Cabe aclarar que el Bitcoin funciona tanco como una moneda como un sistema digital, por lo tanto convendría analizar la parte del Bitcoin que no es un activo monetario. No debemos olvidar que el Bitcoin es la primera tecnología de cadena de bloques existentes, que funciona como una base de datos fuertemente encriptada, donde es posible almacenar información. Esta tecnología tiene un valor relevante por si misma, que tiene que ver con que cada dato registrado esta protegido y marcado con una huella digital única.

La cadena de bloques es una tecnología que puede ser usada de muchas formas y brindar muchos beneficios, no obstante que en la actualidad todavía se encuentra en desarrollo. Por lo tanto, realizar un análisis monetario respecto a algún tipo de avance tecnológico cuando se encuentra en las primeras etapas de desarrollo, resulta ser algo más que complicado. Por un lado, una tecnología no puede ser evaluada con los mismos patrones que un activo financiero, el cual se espera que brinde a su comprador una serie de futuros ingresos, sin embargo esto no implica que no podamos preguntarnos si no se ha estado experimentando una euforia injustificada con relación a la cadena de bloques.

Ya en el 2017 se tuvo un incremento significativo en los precios de las monedas digitales ya que su capitalización subió de 17.7 billones de dólares a inicios del año, a 610 billones de dólares para el final del año. Dentro del mercado de las criptomonedas, el Bitcoin es la moneda digital con más del 39% de la capitalización total de este mercado.

Por todo lo anterior, es valido pensar que el precio del Bitcoin como moneda haya sido confundido con su valor como tecnología, lo cual podría explicar la euforia por la cadena de bloques que se presentó durante todo el 2017. Lo cierto es que no debe olvidarse que esta criptomoneda todavía se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y que debido a su característica multifacética, resulta complicado llevar a cabo un análisis bajo el estándar de un activo convencional.

¿Es el Bitcoin una burbuja?
Valora este artículo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.